Erika Strecke - Psicoterapeuta Humanista

Dame tres meses de tu tiempo y te devuelvo tu vida!

Hablemos en primer lugar sobre el miedo

El miedo es una emoción caracterizada por una intensa sensación, habitualmente desagradable, provocada por la percepción de un peligro, real o imaginario, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

Existe miedo real cuando la dimensión del miedo está en correspondencia con la dimensión de la amenaza. Existe miedo neurótico cuando la intensidad del ataque de miedo no tiene ninguna relación con el peligro. Ambos, miedo real y miedo neurótico, fueron términos definidos por Sigmund Freud en su teoría del miedo.

Podemos resumir que es la alarma que se activa en mi organismo para advertirme de un peligro.

Ahora veamos lo que es la ansiedad

La ansiedad es el medio que tiene el cerebro de decirle a mi cuerpo que algo malo puede suceder.         

 ANSIEDAD NORMAL:

  • de baja y/o adecuada intensidad y adecuada a la situación
  • generalmente de corta duración
  • el estado de ansiedad no genera preocupación
  • desagradable pero no incapacita
  • afecta temporalmente pero no genera desajustes en el comportamiento

ANSIEDAD PATOLOGICA:

  • de alta intensidad y desproporcionada
  • de larga duración y recurrente
  • preocupación por el estado de ansiedad
  • desagradable e incapacitante
  • genera cambios en la conducta y funcionamiento

ANSIEDAD CONSCIENTE:

Se refiere a todos aquellos miedos que conocemos como por ejemplo a las arañas, a la altura, a hablar en público, etc.

 

ANSIEDAD INCONSCIENTE:

Esta ansiedad está fuera de mi conocimiento consciente y generalmente se declara al sufrir un ataque de pánico.

Abordemos un poco el tema de la preocupación

Preocuparme es, ocuparme previamente de algo que aún no sucede y que probablemente nunca suceda.

 

Cuando la ansiedad o la preocupación son extremas, puede ser un signo de un trastorno de ansiedad.