Erika Strecke - Psicoterapeuta Humanista

Dame tres meses de tu tiempo y te devuelvo tu vida!

Testimonios

 

Si has estado en proceso terapéutico conmigo y quisieras compartir tu experiencia, te invito a enviarme tu testimonio a mailto:erikastrecke@yahoo.com   En caso de que quieras mantener tu anonimato por favor avísame.

Yo copiaré y pegaré tu testimonio tal y como quieras que aparezca.

Juan Andrés. Cuernavaca, Mor.

Hola erika una vez mas quiero darte las gracias por ese gran apoyo que me brindaste durante el tiempo que asisti a terapia, desde el primer dia que te llame por telefono y al escuchar tu voz, supe que tu serias la persona que me ayudaria a... salir adelante del dificil momento por el que estaba pasando, tu voz me dio un gran aliento y cuando estuve frente a ti mas seguridad senti en que tu me ayudarias, esa calidad humana que posees me dieron la suficiente seguridad para depositar en ti absolutamente toda mi confianza, la depresion y la ansiedad han sido las experiencias mas terribles que he vivido. Recuerdo con alegria esas horas de terapia y ese espacio tan acogedor y maravilloso que compartes para brindar tus terapias y en el cual estuviste siempre acompañandome con total empatia y atencion. Gracias Erika por nunca decirme lo que yo tendria que hacer, sino mas bien ayudarme a descubrir mis propias desiciones, se que nuevamente he encontrado un sentido a mi vida, he aprendido a darle un mejor manejo a mis emociones y a soltar el pasado. Es tan hermoso y gratificante volver los ojos hacia adelante y saber que el camino que me falte por recorrer, lo puedo hacer con una nueva vision. Como me gusta recordar esas veces que yo te decia: GRACIAS ERIKA POR AYUDARME y tu con esa sonrisa tan propia me contestabas: YO NO HE HECHO NADA, ERES TU QUIEN HA HECHO EL TRABAJO, YO SOLO TE HE ACOMPAÑADO. Gracias Erika, mi reconocimiento, mi admiracion y mi agradecimiento a esa calidad humana y profesionalismo. Hay algo que me quedo totalmente claro: que el mayor pago que recibes es la satisfaccion que te queda al saber que puedes ayudar a quien recurre a ti para pedir tu apoyo. Gracias erika por esa palpable compañia que me has brindado. Vivire eternamente agradecido con Dios por haber puesto en mi camino a ese ANGEL llamado ERIKA. Dios te bendiga de todo corazon!

Gerardo. Cuernavaca, Mor.

Hola mi nombre es Gerardo y quisiera compartir mi testimonio mientras duró el tratamiento que me brindó la Dra. Strecke;cuento con un historial clínico de hace más de 25 años de depresión crónica detonada por varias circunstancias que se han presentado alrededor de mi vida desde mi niñez, durante todo el tiempo desde que se me diagnóstico tal mal me habían tratado infinidad de "especialistas" desde sicólogos, siquiatras, angelologos, escatólogos, chamanes, acupunturistas, masajistas, homeópatas, entre otros muchos más. Al conocer a Erika cambió mi perspectiva de cómo afrontar pero sobre todo cómo entender lo que me ha pasado durante todo este tiempo; su trato humano hacia mi persona y no sólo como un paciente más me ayudó a respirar de manera adecuada y hacerle frente buscando las causas de todo este malestar, que si no a desaparecido en su totalidad ha sido menos doloroso y sobre todo menos frecuente. Gracias por su tiempo.

 

 

Alethia. Cuernavaca, Mor.

Lo más importante y valioso que aprendí con el tratamiento para el trastorno de ansiedad ha sido: la aceptación y la autoconciencia.

No sólo del trastorno en sí, sino de las circunstancias y causas que han detonado los ataques y los síntomas.

Me parece que un trastorno de ansiedad no es más que el producto de una carga emocional y mental que no hemos sabido trabajar, respecto a ésto, he aprendido a ser más humilde y menos exigente conmigo misma y los demás.

La meditación y la observación diaria han sido herramientas muy valiosas para conocerme más a mí misma y reducir notablemente los síntomas.

Creo que como muchos "males" que se nos presentan, termino agradeciendo la oportunidad de hacer una revisión de mi persona, de darme el chance de poder estar mejor en la vida.

Muchas gracias Erika

Rafa. Telefónicamente  Estado de México

Hola soy Rafael, y esta es mi historia acerca de una amiga, que me ha hecho fuerte a partir de mis debilidades y mis miedos, que me ha hecho más amoroso a partir de mi inseguridad y angustia, esa amiga es la ansiedad, tiene mucho tiempo conmigo pero no le daba importancia, pensaba que era solo un poco de inseguridad, vamos, a quien le puede afectar un poco de miedo, siendo más precavido, desconfiado… no es malo, es hasta necesario, dios! en qué clase de mundo vivimos?, quién no va a tener miedo en un mundo y una sociedad que se cae a pedazos en frente de mis ojos?, pero siempre lo tuve bajo control, o eso al menos creí, cundo nació mi bebe, los miedos se fueron acrecentando, miedo a lo que le pueda pasar, miedo al futuro, a la escasez, a que le falte algo, a que le falte yo… a partir de eso se salió de control, vivía con mucho miedo , a diario, todo multiplicado , y luego… paso!!!! Mi primer ataque de pánico, pensé que iba a morir, que era mi último aliento, mi última bocanada de aire, lejos de mi familia, mi peor temor se materializaba frente a mis ojos, sensaciones horribles de confusión, vértigo, dolor en el pecho, dificultad para respirar, solo quien lo ha sufrido lo entiende, estaba confundido por mi ignorancia, no sabía que le pasaba a mis pensamientos, a mis sentimientos, como llegue a este punto, en que momento desvié el camino, fue una mala decisión? Que fue??? Me sentía muy confundido, en ese momento llego Erika, para hacerme comprender y entender todo lo que me estaba pasando, una persona que ha pasado lo mismo que tu y que puede responder todas tus preguntas, porque en mi caso, la ignorancia de no saber que me sucedía acrecentaba mi ansiedad, pero Rafael “ es solo ansiedad” no te va a matar, no te va a lastimar… su consejo, su aplicación y su don de servicio fueron piezas clave que para que mis ataques de pánico desaparecieran, con Erika aprendí a entender mi pánico, a no resistirme y con eso le quite poder… aun de vez en cuando intenta tocar a mi puerta, jajaja y me rio, y no entra, no llega, aun sigo recorriendo este camino de aprendizaje llamado ansiedad… pero cada día me afecta menos… gracias Erika, tu iniciaste el camino de mi completo bienestar, un abrazo y que dios te bendiga!!!!! disculpa la demora hermosa, me costó mucho escribir esto, soy muy malo para escribir...un abrazo bella y mucha luz en tu camino....

Christian. Cuernavaca, Mor.

Hola mi nombre es Christian y tengo 21 años hace 4 meses aproximadamente tuve mi primer ataque de ansiedad pero afortunadamente me informe rápidamente de este padecimiento y gracias a Dios mi vida a cambiado también agradezco por la ayuda que Erika me brindo  y la confianza que me dio para entender este MAL HABITO entendí que solo es eso y nada mas espero que mi testimonio sea de ayuda para muchos y sea un ejemplo para los que se dan por vencidos y dejan que la ansiedad tome el control.

NO DISFRUTAR DE LO QUE SUCEDE AHORA MISMO ES VIVIR EN EL PASADO, ES VIVIR SOLO A MEDIAS.

Lety.  video conferencia a Oaxaca, Oax.

Hola, Buen día!

Acá mi testimonio:

Tengo 37 años, probablemente llevaba años con ansiedad sin darme cuenta hasta hace 5 meses que me dio el primer ataque de pánico y así siguieron otros. En ese momento me di cuenta que algo no estaba bien en mí, estaba padeciendo de ansiedad!!!, investigué por internet quien podría ayudarme en mi trastorno y afortunadamente me encontré con un ángel!, esa es Erika, la contacté y comencé la terapia. La primera vez que escuché su voz supe que ella me ayudaría, una voz suave y relajada; me enseñó los pasos para enfrentar la ansiedad de la mejor forma.

Puedo decir que a tres meses de terapia, gracias a Dios me siento súper bien!

He aprendido como dice Erika, que es y será mi chamba, de eso depende mi recuperación y que no fácilmente me afecte nuevamente.

Gracias Erika por la enseñanza que me diste para tratar este padecimiento, creo que nadie más puede ayudar de la mejor forma si no la ha padecido y te estaré agradecida por siempre!!!

Paola

Quería felicitarla por su proceso de auto curación emocional, ayudándose de expertos, técnicas y teorías puestas en la práctica....es un trabajo arduo y nunca se termina solo se aprende a vivir con la enfermedad....
Gracias por saber transmitir su experiencia personal y su conocimiento como psicoterapeuta a miles de personas que la ven en congresos, la escuchan por la radio o televisión....o internet...
Si cree en Dios, le pido a él que la acompañe siempre y le fuerzas para seguir adelante, contagiándonos de su alegría y ganas de vivir y luchar....
Es usted una campeona, permítame recordárselo.

Reciba un saludo,

Paola

Alicia. Video conferencia Veracruz, Ver.

Quiero agradecer muchísimo a Erika por todo su apoyo y entrega profesional durante mi tratamiento con respecto a la ansiedad que había tenido durante mucho tiempo y que yo pensaba que sola podría salir avante, y ahora pienso que es mucho mejor no sentirse como Juan Camaney, sino que siempre buscar ayuda y más siendo por una personal profesional, y más si esta persona también vivió el mismo problema te va a entender mucho mejor, durante todas mis terapias de lo que me sorprendí muchísimo es que en cada sesión que ella me daba, coincidía en lo que a mí me estaba pasando en esos momentos, realmente fue así de wowww!!!!, fue maravilloso ir dándome cuenta de todo lo maravilloso que es realmente la vida y tomar conciencia de lo que valemos como personas y todo esto se lo debo a Erika, y a Dios por ponerme en mi camino a Erika, ahora después de esto me doy cuenta de lo que me provocaba dicha ansiedad y que yo misma la hacía mucho más atenuante, mi vida a cambiado muchísimo desde que inicie mi terapia ahora simplemente enfrento las cosas sin miedo, y aceptando todo lo que se presenta día a día sin preocuparme y valorándome a mí misma, gracias Erika, muchísimas gracias, esa calidad humana que posees vale oro y tu profesionalismo es maravilloso.

Alicia

Samantha.   Cuernavaca, Mor. 

Wow! el tiempo ha pasado volando!, se me hace increíble que ya hayan concluido estas doce sesiones!, parece que fue ayer cuando llegué contigo Eri, toda fría, toda miedosa, toda clavada en mis pensamientos y con todas las "enfermedades" del mundo en mi cuerpo... jaja! teniendo mil infartos al día!.

No se ni como comenzar a compartir mi testimonio; todo esto de verdad ha sido una película de aventura, suspenso, miedo, etc. y regresando el cassette, recuerdo que empecé a sentirme "mal" y muy rara hace aproximadamente un año, en julio del 2012 y yo considero que tuve mi primer ataque de pánico en diciembre del 2012. No sabía que me pasaba, tenía un fuerte dolor en el pecho, tenía entumido mi brazo izquierdo, estaba mareada, vomitaba y sentía que me faltaba el aire; por supuesto pensé que me estaba muriendo, que justo así se sentía la muerte... enseguida me llevaron corriendo a urgencias y no tenía "nada"!!... a partir de ahí en adelante todos los día me sentía así, no se realmente cuantos ataques de pánico tenía al día, perdía la cuenta, pero realmente me sentía así un 70% de mi día. Por supuesto que yo jamás había oído sobre el trastorno de ansiedad, de los ataques de pánico, así que vivía una tormenta todos los días :(. Despertaba con el miedo y la pesadez de saber que ese día volvería a sentirme igual, o que tal vez ese día me iba a ocurrir esa cosa terrible, o tal vez estaba grave de salud y me moriría.

Visité a casi todos los doctores de Cuernavaca... desde médicos generales, urgencias del I.M.S.S., urgencias de la cruz roja, hasta cardiólogos, internistas, inmunólogos, otorrinos, etc. Los posibles diagnósticos eran desde simples infecciones en la garganta, problemas de oídos y nariz, posibles principios de asma, sinusitis, hipotensión, vértigo, etc. Me hicieron muchísimos estudios de sangre, exudados, electrocardiogramas, hasta una tomografía computarizada, pero nada me curaba... todo era inútil, yo seguía sintiéndome igual, tomé muchos meses medicinas, así que estaba cansada de vivir así. Lloraba de la desesperación de no saber que me estaba pasando, de sentirme así siempre... así, que un día comencé a investigar en internet y fue la primera vez que leí sobre los trastornos de ansiedad y los ataques de pánico; también vi muchos foros de gente que escribía lo que sentía y en verdad era casi mi historia, pero aún teniendo el conocimiento de eso, me seguía sintiendo igual... no me servía de nada ser consciente de todos esos trastornos. Yo lo que quería era dejar de sentirme así.

A finales de febrero comencé a ir con una terapeuta que me recomendaron, pero era algo extraño, trabajaba con magnetismo, reiki, auras, constelaciones familiares y terapia neural, en realidad no sentí un avance progresivo. A veces me sentía bien un rato o unos días después de la terapia pero después ya NO, y las recaídas eran peor; los avances no eran suficientes para mí. Mis papás notaban que no tenía avance significativo y ellos tampoco estaban conformes con mi terapia así que un buen día llegó un volante a las manos de mi papá, un volante que decía: ¡ATAQUE DE PANICO! "Erika Strecke" y mi papá rápido me lo mostró y me dijo que iría con esa tal "Erika" y yo me rehusaba a dejar a mi vieja terapeuta!.

Confieso que la primera vez que te conocía Eri no estaba feliz de estar ahí, :( no quería..., pero creo que desde el primer día te ganaste mi corazón jaja!, mi vida dio un cambio de 180°, obviamente fue progresivo, mis avances eran mas significativos y todos lo notaban, había veces que me desesperaba y pensaba que jamás podría ser igual y que nadie podría ayudarme, pero poco a poco, en cada sesión, avancé un pasito más.

Puedo decir con seguridad que hoy en día ya nada es igual a hace 3 meses, he tenido un gran avance, estoy totalmente feliz y agradecida contigo Erika por todo, por tu buena vibra, por tu magnífica ayuda, pero sobre todo, por tu calidad humana, por que tu mejor que nadie sabes que tienes mi plena confianza, no solo en mi trastorno de ansiedad sino en mi vida personal, tu sabes que te aprecio bastante, estoy muy satisfecha por este trabajo que hemos logrado juntas, porque ahora he podido volver a empezar a recuperar mi vida. Ahora ya se que no moriré de esto!, he aprendido a se consciente de mis pensamientos y sentimientos, a identificar que cosas y situaciones aumentan mi ansiedad, he aprendido a conocerme, a controlar mis ataques de pánico y aprender a vivir feliz sabiendo controlar esto... y no solo he avanzado en mi problema de ansiedad, he avanzado y he crecido como persona, he reído y he llorado, he tratado de aprender y de madurar y tu haz sido parte importante de este crecimiento.

Eri, mil gracias por aparecer mágicamente jaja! por estar siempre en lo bueno y sobre todo lo malo :) y por acompañarme en este crecimiento personal, por tus consejos de mi terapeuta pero sobre todo los consejos de mujer a mujer.

Gracias!!! tienes un lugar en mi corazoncito de pollo

Samantha :)

Tu paciente la mas guapa!  :)

Andrea. México, D.F.

Toda la vida viví queriendo ser la mejor en todo y siempre lo lograba, nunca fui consciente de por qué necesitaba hacerlo, simplemente lo hacía porque creí que era lo correcto y me gusta hacer las cosas bien. Ahora, comprendo cada vez más la razón de ese comportamiento.

La ansiedad aumentó paulatinamente sin darme cuenta, ese concepto  era totalmente desconocido para mí hasta que tuve por primera vez un ataque de pánico tan fuerte que duró horas y me hizo llamar a mis seres queridos para despedirme porque sentía que me iba a morir. Fui al cardiólogo y todo estaba bien así que fui olvidando el asunto pero los síntomas de la ansiedad generalizada seguían porque yo me aferraba a reprimir todo lo que sentía, quería verme fuerte frente a mis problemas y no fracasar pues estaba acostumbrada lograr las cosas tal como lo planeaba.

Si yo no hubiera estado en este tratamiento no sé qué hubiera hecho porque de ahí tuve más ataques de pánico que perdí la cuenta. Tenía miedo hasta de acercarme a un cuchillo porque sentía que me mataría de la desesperación. Tuve que dejar mi trabajo (por segunda vez), mis amistades, alejarme de mi familia y me sentí fracasada e inútil; sentía lástima de mí, una inmensa culpa y vergüenza. Estaba perdiendo la esperanza pero gracias a Érika, me siento con gran apoyo porque ella sabe perfectamente cómo se siente pasar por esto. Ahora entiendo que todo debió ser como está sucediendo, gracias a la ansiedad me he atrevido a hacer cosas que antes me daban miedo como: salir de mi casa, hacer ejercicio, poner límites a mí misma y a los demás para hacerme respetar, así como vivir el momento presente con gozo y darme cuenta cuando no lo estoy haciendo.

Entre más hago parte de mi vida lo que he aprendido con Érika, me siento cada día la de antes pero en versión mejorada porque puedo ser yo misma siempre que decida que la ansiedad no es un pretexto, un obstáculo o mi enemigo. Por momentos, me refugiaba en ella sin darme cuenta que prefería clasificarme como enferma en lugar de atreverme a pagar el precio de ser libre. Al final lo hice, por ejemplo, tuve que dejar una relación de noviazgo de 11 años, aceptar que mi papá y mis seres queridos no ven mi ansiedad como algo importante y crean que es chantaje, reconocer que tengo que hacer las cosas sola y no siempre tendré a alguien a mi lado sabiendo que no lo necesito porque soy suficiente y fuerte pues lo que pasé no fue fácil. Todo lo que dejé ir, el sufrimiento que sentí y el miedo, los tomo como mi energía para lograr lo que quiero y hacer que todo haya valido la pena.

Sé que el día que “olvide” todo esto, regresará la ansiedad para indicarme el camino correcto. Significará que me estoy olvidando de mí misma y que tengo que vivir más el presente, agradecer, fluir de nuevo, desapegarme de las ataduras y que me estoy tomando las cosas muy en serio. Cuando llegue ese día, sabré cómo manejarlo.

Betty. Cuernavaca, Mor.

Betty (31)

Erika estoy segura que no hay mejor guía que alguien que conoce realmente y a fondo el trastorno, la empatía y la compresión en este proceso es algo realmente valioso, gracias por ir de la mano conmigo en esta búsqueda difícil pero no imposible, gracias por ayudarme y guiarme a cómo enfrentar mi realidad.  

Hoy puedo decir que las terapias me ayudaron a resolver e identificar cual fue la fuente que me hizo vulnerable para desatar la ansiedad, cada sesión me ayudo a trabajar y hacerle frente al trastorno de la forma más amigable. Puedo decir con toda seguridad que no hay nada más valioso que estar sano en lo que la palabra engloba.

Hoy puedo identificar claramente que lo más difícil de la ansiedad es no saber que es, cuando comprendes poco  a poco con tropiezos y retrocesos que es una enfermedad emocional y que cuentas con las herramientas para reducirla y hasta eliminarla entonces visualizas que realmente la únic@ encargado de tu vida eres tú y nadie más.

Angélica, Cuernavaca, Mor.

Yo llegué con Erika gracias a Dios y para mi es un ángel que él mismo me mandó. Estoy muy agradecida con ella porque me atendió sin conocerme, solo por teléfono y se portó muy bien conmigo, como si ya hubiera sido su paciente.

Bueno, yo llegué muy mal, ya tenía cuatro años y medio viviendo con ansiedad casi todos los días si no es que todos; con altas y bajas, más altas. Tenía agorafobia todos esos cuatro años y medio no salía sola a ningún lugar. Con ella fui empezando a aprender como controlar todos mis miedos, que eran demasiados. Puedo decir que a partir de la primera sesión mi vida empezó a cambiar, a la quita sesión sentí el deseo y pude tomar el valor de ir a mi terapia sola y lo logré.

Me he vuelto más consciente de mis pensamientos, de poder cortar los pensamientos negativos que solo me hacían sufrir y que también ya estaban afectando a mi organismo.

Pero hoy, gracias a Erika, puedo decir que tengo una vida nueva y que ésta si la puedo disfrutar aún con todas sus adversidades.

Gracias Erika, que Dios te siga utilizando para ayudar a las personas como yo a disfrutar cada momento...

Angélica

Alina. Dubay, Emiratos Arabes Unidos

Ha sido un camino muy difícil de recorrer, la ansiedad es una parálisis para pensar, actual y distinguir la realidad, y todo esto lo pasamos solos.
Nadie sufre contigo, nadie llora tu dolor, nadie entiende ese nudo que se siente en el pecho que te impide respirar y las palabras no alcanzan para explicarlo.
Me acuerdo de mi primera sesión, creo sólo llore y llore y conté una historia que seguramente no tenía ni pies ni cabeza, que raro es tener que abrirte así con alguien que no conoces, desde esa vez me sentí en confianza, escuchada y entendida, porque hay muchas cosas que con Erika no tienes que explicar, alguien entiende ese dolor.
Anteriormente había tomado terapia, nunca sentí una comunicación tan humana, nunca consejos tan sencillos habían dado tanto resultado.
Es una terapia con muy buena estructura, cuando todo lo que se va tocando va interconectandose con lo anterior y formando un todo, y paso a pasito va habiendo una mejora.
En una de las primeras sesiones leí un Mail de Erika que decía, "ve a lo más profundo de ti, que yo te acompaño" creo que durante todo este análisis de vida no me pude sentir mejor acompañada, la terapia es un camino donde vas descubriendo, donde te vas descubriendo, donde vas encontrando respuestas a preguntas que ni siquiera te habías planteado, perdiendo el miedo y sintiéndote mejor, reaprendiendo a sentir correctamente, a pensar correctamente y a vivir, recuperando tu vida, y poco a poco los días buenos aumentan y aumentan... Hasta qué te vas olvidando que se sentían los malos.

Yo no tengo nada más que decir que GRACIAS ERIKA por tu profesionalismo, por tu calidez, por tu empatía, por tu flexibilidad, y hasta por las risas en los días buenos :) y puedo seguir con la lista...

María Ybáñez. Cuernavaca, Mor.

Cuando llegué con la Dra. Erika Strecke, había pasado por varias recaídas que me duraban semanas, y sólo me sostenía tomando medicamentos y no había buscado otras alternativas. Gracias a la Dra. pude comprender mejor mi ansiedad generalizada y a no sentirme tan desesperanzada por tenerla. Gracias a sus ejercicios y terapia ahora si tengo una crisis de ansiedad sólo dura un día y puedo concentrarme en otras cosas hasta que pasan. Aunque mi terapia ha durado un poco más de lo esperado ahora puedo salir, manejar situaciones estresantes con mayor facilidad, no enfocarme tanto en mis pensamientos negativos y catastróficos, y enfocarme en los pequeños logros que he tenido. Ahora puedo trabajar sin sentir tanto estrés, voy a yoga, me llevo mejor con las personas y me concentro en mis actividades extras como lectura o dibujo. Me siento mucho más capaz de vivir con las herramientas que me ha dado. Muchas gracias!

Araceli Janett. Cuernavaca, Mor.

Hola mi nombre es Araceli tengo 23 años sufrí lo que es pánico y ansiedad me sentía fatal, fue lo más horrible que en mi vida he sentido no queria ni ser yo, mi vida no era la misma, la comida no me sabía igual ya no podía comer, no dormia la mayor parte, lo que me gustaba hacer ya no lo hacía con ganas, me la pasaba llorando sin saber porque, no podía estar con mis amigos o familia no me sentía agusto, reía solo por reír pero no lo sentía porque yo me sentía muy mal por dentro, yo sabía que no estaba bien siempre he sido fuerte y alegre pero esto iba más allá solo sabía que no quería seguir así porque ya no era vida, no sabía cómo salir ni lo que era, estuve en tratamientos pero no me funcionaron no me entendían. 
Entonces gracias a Dios encontré a la doctora Erika y pues la contacte, me explicó que era lo que tenía, el tratamiento con el cual me iba a ayudar, me dio una confianza que supe que era la persona indicada, realmente me funcionó se los recomiendo, me regreso mi vida, estoy feliz, me siento muy bien y ahora sé cómo raccionar a una situación así, he aprendido mucho que para estar bien  debo de poner de mi parte y querer estar bien, aceptarme y vivir en el presente, de verdad mil gracias Doctora sin usted no se que sería de mi, aprendí mucho con usted a ver la vida de otro modo es una gran persona, vale muchísimo, la quiero, me ha ayudado a que vuelva a una vida mejor porque ahora se más cosas, gracias a usted creo en que todo es posible si uno le hecha ganas. Hasta cuándo no parece haber salida o luz, si se puede solo hay que ver más allá y encontrarlo, mil gracias Doctora por todo.
Si necesitas ayuda no dudes en contactar a la doctora Erika ella te ayudará, cree si se puede salir adelante y volver a sentirse uno bien, no estás solo.